El objetivo de la grabación de ensayos es preparar los dos principales ecosistemas en los que vive la música: el directo y el estudio.

Por lo general, estén dirigidas a la preparación de conciertos o para entrar al estudio, la grabación de ensayos permitirá poner en perspectiva tanto las canciones como las actuaciones en vivo con el objetivo de que el trabajo en el local sea lo más crítica, precisa y eficiente posible.

A la hora de afrontar un concierto es importante prepararlo teniendo en cuenta su imagen general, que al igual que en los cuentos tradicionales, es habitual que presenten una estructura de presentación, nudo y desenlace. Para conseguir este efecto es importante cuidar las dinámicas y prestar especial atención tanto al orden de las canciones como a su correcta ejecución. Dicho esto, siempre será interesante grabar los ensayos a modo de simulacro de concierto y así poder analizar su estructura y dinamismo como un todo.

Por otro lado, si el objetivo de los ensayos es preparar la entrada a un estudio, la grabación de ensayos da pie a trabajar las canciones de forma más individualizada. Así, se podrá trabajar sobre distintas estructuras, dinámicas y melodías consiguiendo distintas versiones de cada canción, teniendo después la opción de elegir la mejor combinación de entre todos los elementos, ahondando así en el proceso de composición y pre-producción. Además, si las canciones van a formar parte de un Ep o Lp, estas se podrán trabajar de manera que, al igual que en un concierto, el trabajo en su conjunto presente una estructura coherente.